viernes, 25 de marzo de 2016

Puntos suspensivos...



Lunares, topos, polka dots...como si de nuestro propio legado se tratase, el print más castizo y flamenco toma la calle.

En el mundo de los lunares todo es un juego. Los puntitos se mezclan, pequeños o grandes, van solos o acompañados, negros o blancos o a todo color. Pero el rey del asfalto es el clásico blanco y negro.








El folclore español ha sido objeto de numerosas revisiones sobre la pasarela. La mujer Dolce & Gabbana siempre ha tenido especial predilección por el typical spanish, simulando más una corrida de toros que un desfile de moda. Muchos otros diseñadores han invadido las pasarelas de volantes, lunares, rojo, negro, escotes off shoulders o bordados toreros.

Lo que está claro es que aportan un toque sofisticado, femenino y dotado de cierta dulzura.









La campana es tendencia de los pies a la cabeza. Si hace unos meses fuimos testigos del resurgir de los pantalones campana, ahora es el turno de las mangas.
Normalmente se le presta poca atención a las mangas de un look, pero en esta ocasión suponen un elemento visual muy potente. Las mangas acampanadas le dan un toque dramático y único que lleva el estilismo un paso más allá.







Blanco, negro y…¿rojo? Los colores insignia del folclore español. Pero esta vez dejamos el tópico a un lado para teñir los pies de dulzura. El azul serenity, color pantone de la primavera-verano 2016, es pura serenidad. Es el color que tiene el cielo cuando está tranquilo y plácido, sin ninguna nube.











Lo folclórico está más de moda que nunca, así que desterremos de la cabeza los tópicos más flamencos y sumémonos a la tendencia typical spanish. ¡Y olé!




FOTOS: ALBERTO GAYA
total look: Uterqüe
collar: Bimba y Lola
clutch: &other Stories

No hay comentarios:

Publicar un comentario